Año nuevo arrancará con rebaja en el precio

El año 2018 iniciará con una rebaja en el precio de las gasolinas como lo está solicitando hoy RECOPE ante la Autoridad  Reguladora de los Servicios Públicos (ARESEP), en el estudio extraordinario de precios del presente mes.

RECOPE está solicitando una reducción en el precio de la gasolina Súper de aproximadamente ₡27 y en la gasolina Plus 91 de ₡12. En el caso del precio del diésel presenta variación de ₡12.

En el presente estudio de precios se toman en cuenta los cambios en el costo internacional y el tipo de cambio promedio, que presentan las siguientes variaciones, respecto de los parámetros utilizados en la última fijación:

  • Gasolina Súper: en noviembre el valor de fue de $77,79 por barril y en diciembre de $73,94; una disminución de $3,85 por barril, equivalente a una rebaja de un 4,95%.
  • Gasolina Plus 91: en noviembre el valor de fue de $75,59 por barril y en diciembre de $72,48; esto genera una disminución de $3,10 por barril, equivalente a un incremento de  un 4,11%.
  • Diésel 50: en noviembre el valor de fue de $77,38 por barril y en diciembre de $77,53; es decir una disminución de $0,15 por barril, que representa una rebaja de 0,20%.

El colón presenta a nivel local una revaluación de ₡3,84 pasando de  ₡570,35 por dólar en el estudio extraordinario anterior a ₡566,52 en el actual, lo cual equivalente a una disminución de un 0,67%.

Precios solicitados para las estaciones de servicio

En el caso de la gasolina Súper, la rebaja de los ₡27 se debe a una disminución en el precio internacional (₡16) y a una baja por diferencial (₡13).

La disminución  solicitada de ₡12 en la Gasolina Plus 91 se explica principalmente por una rebaja en el precio internacional.

En cuanto al diésel, la rebaja de ₡12 en el precio se debe principalmente a un ajuste por diferencial de precios.

Mercado Internacional

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus socios, entre ellos Rusia, decidieron prorrogar hasta fines de 2018 el recorte en la producción de petróleo con el fin de impulsar el alza de los precios y de esta forma lograr el tan esperado balance entre la oferta y la demanda.

 

El acuerdo de recortes rige desde enero,  fue renovado una vez en mayo por nueve meses e incluye a 24 países de la OPEP y otros fuera de ella, liderados por Arabia Saudita y Rusia, dos de los tres mayores productores de petróleo del mundo.

 

El crudo venía en sostenida alza desde hace varias semanas, debido a que los analistas consideraban ampliamente probable que en la reunión de Viena, programada para el 30 de noviembre, se aprobara esta nueva prórroga al acuerdo, lo cual sucedió según lo previsto.

 

La cotización del crudo, tras la reunión se fue a la baja, aunque no compensó las últimas subidas consecutivas, y la experimentada el viernes 24 de noviembre,  tras el anuncio de Rusia de apoyar la iniciativa de la OPEP y de los diez productores de crudo independientes, que habían manifestado desde hace meses el consenso de mantener el límite máximo de extracción en 1.8 millones de barriles por día, lo que era válido hasta marzo, pero que se prórroga ahora hasta finales de 2018, con la posibilidad de revisarlo en caso de un sobrecalentamiento del mercado que conlleve a precios demasiados elevados.

 

El apoyo de Rusia no estaba confirmado, debido a los enfrentamientos que había tenido con Arabia Saudita en el período previo a la cumbre.Sin embargo; persiste en el mercado el temor por parte de los países productores que las actividades de perforación petrolífera en Estados Unidos anulen los esfuerzos de la OPEP dado que a mayor precio, aumentan el número de productos de crudo de esquisto en ese país y ponen presión nuevamente en los precios a la baja. Los datos relativos a la producción en Estados Unidos indican que esta actividad ha repuntado casi un 15% en los últimos 18 meses.

 

Aunque la medida de recortes de la OPEP ha logrado impulsar los precios al alza en el 2017, los productores consideran que la relación oferta-demanda sigue desequilibrada, por lo que  aunado a esta prórroga,   la expectativa ahora es que en los próximos reportes de inventarios en Estados Unidos, se corrobore el descenso que han mostrado durante las últimas tres semanas en forma consecutiva.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.