Exitosa labor de limpieza en el río Arriaz, Cartago

 

  • Trabajos se mantendrán por dos semanas más.                                                                                                               
  • RECOPE descarta riesgo o daños al entorno natural
  • El hidrocarburo encontrado se ha recolectado empleando material absorbente.

 

Para la recoleccion de hidrocarburos se colocaron barreras de contención

RECOPE avanza con éxito en las labores de limpieza tendientes a remover un residuo de producto negro, que se localizó en el río Arriaz, cuyo cauce se encuentra al Este de las instalaciones del Plantel El Alto, en Ochomogo de Cartago.

La limpieza final de los residuos incluye la colocación de mantas y barreras absorbentes, que mediante filtración, atrapan el hidrocarburo y dejan pasar únicamente el agua.  Esto forma parte del equipamiento disponible en RECOPE para recolección y contención de hidrocarburos.

Desde que se determinó la presencia de producto en el río Arriaz, un equipo de primera respuesta integrado por personal de los departamentos de Salud, Ambiente y Seguridad y de Mantenimiento, se trasladó al lugar para evaluar la situación e iniciar el proceso de remediación. Con la ayuda de un retroexcavador se construyó una represa a dos kilómetros del sitio, y se empezó a extraer el hidrocarburo.

Las cuadrillas se mantendrán en el lugar por dos semanas más, hasta que se verifique el cumplimiento del plan de mitigación aplicado por RECOPE.

Causas y contención

Las cuadrillas de trabajo son coordinadas por el Dpto. de Salud, Ambiente y Seguridad del Plantel El Alto.

Durante las labores rutinarias de mantenimiento en una de las tubería de búnker, producto utilizado para calderas, se produjo una fisura y a pesar de las acciones para contener la fuga, esta llegó hasta el sistema pluvial.  Se consideró que el producto no había salido del plantel sin embargo se presume que el sistema de trampas falló y el vertido llegó hasta el río, de lo cual dio alerta un vecino del lugar. Cuando las autoridades municipales pasaron el reporte a RECOPE, las labores de recolección ya estaban en curso.

La cantidad de producto vertido es difícil de estimar, sin embargo por ser un hidrocarburo pesado y de color negro es muy fácil detectar su presencia.

Las tareas de remediación abarcan la limpieza general del río; remoción de recipientes plásticos, materia fecal y todo tipo de desecho presente en el cauce y la ribera.

El Ministerio de Salud pidió un reporte que ya fue remitido sobre las acciones que se tomaron y las que se seguirán a futuro para que esto no se vuelva a repetir.

Dado que es notoria la contaminación fecal en este río, con el informe RECOPE hizo un llamado a las autoridades de salud para que se realice una investigación y se determine de dónde procede, a fin de sentar las responsabilidades del caso. Es claro que la materia fecal no proviene de la actividad de RECOPE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.