Producción de energía solar para autoconsumo

Con el fin de generar el calentamiento de agua a base de la energía solar, RECOPE instaló 12 nuevos colectores solares térmicos en un área de 50 metros cuadrados, que se ubican sobre el techo del parqueo interno del Plantel de Moín.

Se trata de paneles solares térmicos de tubos al vacío (300 tubos en total), que generan la energía necesaria para mantener la temperatura del agua almacenada en un tanque de 2400 litros, que da servicio al edificio del comedor.

Se estima que con este sistema se lograrán ahorros de unos 2.000 kWh por mes, debido a que el agua se mantendrá caliente, mediante la energía que provee la radiación solar; el sistema también cuenta con respaldo eléctrico para los días de poca radiación (nublados o lluviosos).

El proyecto fue ejecutado por la empresa OROSOL S.A con una inversión de ¢11,5 millones y gestionado por el Departamento de Ingeniería Limón.

Este nuevo sistema se suma a los 964 paneles fotovoltaicos para generación de electricidad  instalados en diferentes puntos del Plantel Moín:

  • 210 paneles en el edificio administrativo
  • 168 paneles en el Puesto 1
  • 192 paneles en el edificio de la soda
  • 218 paneles  en los talleres
  • 176 paneles en talleres y bodega
  • 600 luminarias led en las calles y torres del muelle, así como en las calles del Plantel.

Otras instalaciones de la Empresa que han incorporado el uso de paneles solares son el edificio Hernán Garrón en San José,  varios edificios del plantel Moín y el plantel de El Alto, en Cartago; también,  en las instalaciones de RECOPE como el plantel de ventas en el  Aeropuerto Juan Santamaría,  el muelle petrolero y en Moín se utilizan lámparas tipo led para el alumbrado público.

Para el desarrollo de estos proyectos se requiere la aprobación por parte del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), y en este momento RECOPE se coloca a la vanguardia en este tipo de sistemas que aprovechan la energía solar como fuente alternativa, dentro del sector público nacional.

En promedio se produjeron más de 21.000 kWh mensuales lo que representa un ahorro de ¢3,5 millones por mes, de acuerdo a las mediciones y la tarifa de electricidad correspondiente. Con esto se evitó la emisión de 33 toneladas de CO2 o gases de efecto invernadero, contribuyendo así a la conservación del medio ambiente y combatiendo el calentamiento global.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.